La Salazón – Todo acerca de la salazón

La salazón

La Salazón. La sal es el condimento más utilizado en la cocina de todos los tiempos. No existe ningún condimento que supere su frecuencia en ninguna parte del mundo.

La salazón L sal como conservante

La salazón La sal como conservante

De hecho, muchos alimentos dulces, salados, agridulces o ácidos suelen llevar su toque particular de sal. Sin embargo, más allá de un simple condimento, la sal ha logrado ser un utensilio muy útil, siendo considerada incluso por algunas culturas como una moneda de cambio. Por eso, vamos a dedicar este post a la salazón, el método de preservación de alimentos por medio de la sal.

¿Qué es la salazón?

¿Te imaginas un mundo sin congeladores? Pues tan solo hace unos 200 años los congeladores no existían. Entonces, preservar la comida en aquellos tiempos era un dolor de cabeza. Sin embargo, nuestros antepasados aprendieron algo muy importante acerca de la preservación de comida y es que se podía mantener en perfecto estado si esta se envolvía en sal. A este fenómeno lo llamaron la salazón.

La salazón Salmón salazón

Debido a la importancia que fue adquiriendo la sal en aquellos tiempos al conseguir preservar los cárnicos, las personas empezaron a comercializar con sal como método de cambio. A este pago lo llamaron “salario” y era muy común entre marinos mercantes de la época.

La salazón. Historia de la salazón

Historia de la Salazón

La Salazón funcionó muy bien en aquellos tiempos debido a que altas concentraciones de sal tienen un efecto bacteriostático sobre las bacterias que se deciden a descomponer los cárnicos y frutas. Poco a poco, con la invención de la salazón se fueron creando platos que son muy importantes hoy en día, como lo es el jamón serrano, un jamón que se cura con sal y que mantiene sus propiedades de calidad y frescura sin tener que congelarlo.

La salazón Anchoas en salazón

Anchoas en Salazón

¿Cómo se hace la salazón?

Realizar un proceso de salazón es muy sencillo en carne de res, ya que cuando deseamos salar una carne basta con envolverla en sal en forma de cristal o con una salmuera.

Sin embargo, el proceso con la salazón de los pescados es distinto. Para ello, debemos limpiar rigurosamente las piezas dejando solo la carne magra y la espina dorsal. Posteriormente, se procede a salarlos con una capa de sal de un centímetro de espesor y así se van apilando las piezas una a una.

La Salazón

Comments are closed.

Post Navigation